alimentación infantil·bebes·familia·papas

Adios lactancia, adios!

Llegó el momento de decir adios a la lactancia.

Han sido unos meses plagados de sentimientos encontrados, queriendo renunciar, algunas veces, pero consiguiendo volver a cogerlo con fuerza.

Y es que la lactancia materna no es nada fácil, digan lo que digan.

Los primeros meses fueron durísimos, por el dolor que me provocaron las grietas, por las horas con ella enganchada sin poder descansar y los pensamientos constantes de si seria mejor un biberon. Pero eso sólo hubiera sido mejor para mi, no para ella.

Ahora que le digo adios se que lo voy a extrañar porque en esos momento solo estábamos ella y yo, conectadas de una manera que va más allá de, simplemente, alimentarla. Un vínculo más especial que ningún otro. Porque la primera vez que te mira mientras come y te acaricia con su manita sabes que te esta dando las gracias. Gracias por el esfuerzo que estás haciendo mamá. Gracias por estar ahí mamá. Gracias por ser tan fuerte mamá.


Y no quiero desprestigiar a la mujer que no haya podido o no haya querido dar el pecho, todas somos madres por igual, pero la lactancia materna es algo muy especial.

Tras dos embarazos y por tanto dos lactancias, si tuviera un tercero, sé que volvería a dar el pecho de nuevo, aún sabiendo lo mucho que he sufrido. Pero al igual que sufrí durante el parto, ese dolor se olvida y deja paso a la alegria de la primera vez que la ves, la primera vez que te mira y ,simplemente, la alegria de que esté en tu vida.


Os dejo un poema sobre la lactancia materna que me encanta:

“Te tengo en mis brazos

prolongando el nido

de las nueve lunas,hijito querido.

Tus labios buscando,hallan enseguida,el pezón deseando

el agua de vida.

Corre como un río

gozosa en tu boca,tibia como el sol,fresca cual rocío.

Tierno en mi regazo

tus ojos me miran

me ofreces tu abrazo,mi alma se ilumina.

Bebe de mi todo,vida y corazón,ten mi sangre blanca,

mi mejor canción.

Mi leche te nutre

y calma tu llanto,también te protege

con su blanco manto.

Te duermes sereno,en mi calor seguro,

mientras sueñas a pleno,un hermoso futuro.

Te acuesto en mi cama,te baño en caricias,

curiosa la luna,espía sonrisas”

Y desde aquí os animo a aguantar porque los dolores pasan y dan paso a momentos en los que vais a gozar. Sólo hay que pensar que lo hacéis por su bien.

Un besote!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s